Suelo pélvico

EL SUELO PÉLVICO

EL SUELO PÉLVICO

El suelo pélvico es el conjunto de músculos y ligamentos que cierran la cavidad abdominal en su parte inferior, y su función principal es mantener los órganos pélvicos (vejiga, útero, vagina y recto) en la posición adecuada.

 

Debemos imaginarnos esta estructura como un “puente colgante”. En este puente imaginario tendríamos el hueso sacro en un extremo (donde finaliza la columna vertebral) y en el otro lado el pubis. Los “cables suspensorios”, que gracias a su tensión adecuada mantendrían el puente firme, serían principalmente los ligamentos de sostén. Éstos unen las estructuras óseas con los órganos pélvicos, que se encontrarían colgando de este puente. Por último, el suelo del puente lo formaría un plano muscular (concretamente el músculo elevador del ano) y una lámina de tejido conjuntivo (es el tejido que en nuestro organismo proporciona sostén, donde encontramos fibras de colágeno ordenadas en paralelo, a modo de lámina; en el caso del suelo pélvico se llama fascia endopélvica).

 

Una alteración de esta estructura puede provocar disfunciones de nuestro suelo pélvico, tales como:

  • Incontinencia urinaria
  • Urgencia miccional
  • Incontinencia fecal o de gases
  • Prolapsos (descenso de los órganos pélvicos)
  • Dispareunia (dolor durante las relaciones sexuales)

 

Existen muchos factores de riesgo que pueden alterar esta estructura, como puede ser la practica de deportes de impacto, el estreñimiento crónico o la menopausia, pero es, sin duda, durante el embarazo y el parto cuando mas se compromete nuestro suelo pélvico.

¿Cómo puedo fortalecer los músculos del suelo pélvico?

Uno de los tratamientos más recomendados es la realización de los ejercicios de Kegel, ya que el paciente puede realizarlos en su domicilio o incluso mientras trabaja. Estos consisten en la contracción de los músculos del suelo pélvico. Para identificar correctamente los músculos que debes contraer, la próxima vez que vayas al baño a orinar intenta cortar el chorro de orina voluntariamente. Esa es la acción que debes realizar durante en los ejercicios, la contracción de los mismos músculos que permiten detener el chorro de orina.

¿ En que puede ayudarte la fisioterapia de Suelo pélvico?

 

  • Si estas EMBARAZADA, la preparación al parto desde la fisioterapia te ayuda a tonificar la musculatura y a prepararla para el momento del parto, mediante ejercicios, masaje perineal, estiramientos, técnicas y posturas para controlar el dolor, entrenamiento del pujo fisiológico, etc. , con el objetivo de disminuir el daño perineal durante el parto
  • Tras el PARTO, la fisioterapia te ayuda a recuperar el tono muscular de tu suelo pélvico y a disminuir el dolor de cicatrices y contracturas.
  • En la MENOPAUSIA, donde las hormonas provocan una debilidad de los músculos del suelo pélvico, la fisioterapia te ayuda a tonificarla para prevenir problemas futuros o tratarlos si ya los hubiera.
  • Si tienes PERDIDAS DE ORINA, sientes que no llegas al baño (urgencia miccional) o te levantas muchas veces en la noche para orinar,  es indicativo de una disfunción del suelo pélvico. El tratamiento con fisioterapia puede ayudarte a solucionar tu problema
  • Si tienes DOLOR durante las relaciones sexuales puede deberse a un aumento del tono de los músculos de tu suelo pélvico, o contracturas, puntos gatillo, cicatrices, etc. Recuerda que son músculos y como tales, pueden lesionarse si están débiles.
  • Si tienes sensación de BULTO o PESO en la vagina.
  • Si practicas DEPORTE DE IMPACTO y quieres valorar el estado de tu suelo pélvico y aprender a protegerlo durante la práctica deportiva.

 

MANTENER UN BUEN ESTADO DEL SUELO PELVICO ES FUNDAMENTAL PARA LA SALUD Y CALIDAD DE VIDA DE LA MUJER.  EN NUESTRO CENTRO DE TELDE CONTAMOS CON UNA FISIOTERAPEUTA ESPECIALISTA EN SUELO PELVICO QUE TE AYUDARÁ A ELLO.